Menu
A+ A A-

LA ECONOMÍA DEL COMPORTAMIENTO EN NUESTRAS CIUDADES

GuillermoLa economía del comportamiento es una corriente que estudia los efectos de factores emocionales, psicológicos y sociales en las decisiones y comportamientos de los ciudadanos y ciudadanas. Estas ideas cada día ganan terreno frente a las teorías que entienden a los ciudadanos como seres calculadores y 100% racionales que conocen sus preferencias de forma exacta. Sabemos que esto no es así, y por eso, entendemos la necesidad de diseñar políticas públicas y estrategias que tengan en cuenta que las personas no se comportan como máquinas.

La economía del comportamiento estudia y analiza cómo actúan y toman las decisiones los ciudadanos, dejando atrás los modelos de racionalidad estricta: pensamos que bombardeando con mucha información a los ciudadanos se va a poder cambiar sus comportamientos. Pero esto no siempre es así. ¿Quién piensa que comer patatas fritas es más bueno que comer naranjas? Existe amplia evidencia de que lo que realmente importa y nos condiciona es la influencia que ejerce el contexto a la hora de tomar una decisión. Pero... ¿quién es este tal 'contexto'? Aquí os presentamos algunos ejemplos.

 

Ejemplos: las aplicaciones prácticas de la economía del comportamiento

La Economía del Comportamiento nos permite trabajar una gran variedad de campos como son la política tributaria y la recaudación de impuestos, la movilidad y la seguridad vial, el reciclaje o gestión de los residuos...

Política tributaria y recaudación de impuestos

En cuanto a la política tributaria, se están implantando estrategias para aumentar la recaudación de aquellos ciudadanos que, pudiendo pagar sus impuestos, no lo hacen. Esto está en línea con el experimento que realizamos con el Departamento de Hacienda del Ayuntamiento de Manises (Valencia) a través del cual conseguimos influir en el comportamiento ciudadano para aumentar la recaudación. Esto lo realizamos diseñando cartas que utilizaran la norma social (incluir el comportamiento positivo de la mayoría en el grupo social de referencia) y el formulario pre-cumplimentado (facilitación de trámites) en las comunicaciones del consistorio con la ciudadanía. ¿La respuesta? Un aumento muy considerable de la recaudación.

Para más información sobre la colaboración el Ayuntamiento de Manises pincha *aquí*. 

Movilidad y seguridad vial

En segundo lugar, las conductas en cuanto a movilidad y seguridad vial son otro campo de investigación y aplicación de estos conocimientos. Estos proyectos han ido dirigidos a diseñar el contexto apropiado para trabajar, por ejemplo, los estímulos que realmente van a ayudar a que las personas al volante se comporten de forma cívica y siguiendo las normas de circulación.

Podemos pensar que los ciudadanos al volante se paran a realizar cálculos estadísticos utilizando la velocidad, la cuantía de la multa por la probabilidad de que un agente de seguridad les pille (racionalidad estricta). Pero quizás resultan más útiles planteamientos que van más al inconsciente. Y esta es la línea que siguen planteamientos que juegan con las percepciones de los conductores como las bandas sonoras que se repiten con más frecuencia (se van juntando) para dar una sensación de incremento de la velocidad con el objetivo de que el conductor responda –de forma inconsciente— frenando.

Gestión de residuos y comportamiento verde

Los últimos avances que ha emprendido esta corriente implican trabajar los comportamientos que llevan a cabo las personas, en cuanto a la gestión de residuos y el reciclaje. Cada día es más evidente la necesidad de llevar a cabo y promover comportamientos responsables y respetuosos con el medio ambiente, y en eso están las ciencias conductuales, intentando dar respuesta a preguntas como: ¿cómo podemos hacer que la gente recicle más y utilice los contenedores de forma adecuada?

En un caso concreto danés, un ayuntamiento utilizó contenedores con luces de color verde que se encendían cada vez que las personas los utilizaban, promoviendo así este comportamiento con la utilización del feedback positivo (retornar información –luz verde— una vez se ha llevado a cabo un comportamiento que se considera deseado, esperando así un aumento de la frecuencia del mismo).

En esta dirección, la entrada en funcionamiento en muchas ciudades españolas y valencianas del llamado 'contenedor marrón' (contenedor para residuos orgánicos) nos ha hecho plantearnos una pregunta a la que ya estamos empezando a dar respuesta: ¿cómo podemos hacer que los ciudadanos y ciudadanas reciclen más y mejor?

Así que... ¿qué comportamiento ciudadano supone un reto para tu organización?

 

Para profundizar sobre estas y otras estrategias puedes
contactar conmigo en Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

Dirección

Calle El Bachiller 6, 2
46010 Valencia

Teléfono

+ 34 963 626 359

Email

inmerco@inmerco.com

Linkedin 1389654839 linkedin circle gray

Encontrarás información de INMERCO y a su equipo en Linkedin.

Twitter

También nos encontrarás en Twitter.

Política de Privacidad

Folleto Proceso Mejora del Clima

 

Asociados con

tsa2
Inventa Logo

cooplexityinstitute logo M

logosumar