Menu
A+ A A-

CALIDAD DE VIDA. Por Marcos Pascual

Mihaly Csikszentmihalyi en su obra Fluir (Flow) aborda el estudio de los “estados de experiencia óptima”. Estos estados se describen como los aquellos momentos o situaciones en los que la persona se siente poseída por un profundo sentimiento de gozo creativo, momentos o situaciones de concentración activa y de absorción en lo que se está haciendo.



El autor defiende que la calidad de vida no depende de lo que piensen los demás o de lo que poseamos, depende de cómo nos sentimos con nosotros mismos y con las cosas que nos suceden. Por tanto, mejorar la calidad de vida implica mejorar la calidad de la experiencia.

Csikszentmihalyi identifica 7 características que se relacionan con las experiencias óptimas.

1.- Una actividad desafiante que requiere habilidades

Es necesario saber que la mayoría de las experiencias óptimas se producen dentro de actividades que se dirigen a una meta y están reguladas por normas. Actividades que requieren el empleo de energía psíquica y que no pueden realizarse sin las habilidades adecuadas.

2.- Combinar acción y conciencia

Cuando una persona dedica todas sus habilidades para afrontar un desafío, su atención está totalmente centrada en la actividad. En este tipo de situaciones, las personas dejan de ser conscientes de sí mismos, “como seres separados de las acciones que están realizando”.

3.- Metas claras y retroalimentación

En las experiencias de flujo, normalmente las metas están claras y la retroalimentación es inmediata. La persona, por tanto, debe aprender a fijarse metas y reconocer la retroalimentación en las actividades que lleva a cabo, ya que estas últimas nos indican hasta que punto estamos cerca o lejos de nuestro objetivo.

4.- Concentración sobre la tarea actual

Como hemos indicado anteriormente, las experiencias de flujo requieren una atención total a la tarea que se lleva a cabo. Esta circunstancia impide que surjan pensamiento y preocupaciones que alteren nuestra mente.

5.- La paradoja del control

Las experiencias óptimas implican cierta sensación de control, es decir, una falta de preocupación por perder el control o fracasar. La persona, en estas circunstancias, disfruta porque ejerce control en situaciones difíciles.

6.- Pérdida de autoconciencia

Una diferencia entre la vida cotidiana y la experiencia de flujo es que en la primera se presta más atención a problemas e inquietudes sobre nuestra personalidad en la vida cotidiana, y esto requiere de nuestra energía porque se puede ver como una amenaza.

En cambio, en las experiencias de flujo estas preocupaciones desaparecen de nuestra cabeza, es un “sentimiento de unión con el entorno”, porque “en el flujo no hay lugar para el escrutinio de uno mismo”.

7.- La transformación del tiempo

Por último es necesario destacar que en la experiencia óptima el tiempo transcurre según el ritmo que marca la propia actividad. Es decir, durante la experiencia de flujo el tiempo guarda poca relación con el paso del tiempo medido convencionalmente.

DE LOS MOTIVOS Y LAS UTILIDADES por Amalia Belenguer

Cuando nos referimos a los motivos que originan nuestras actuaciones, es decir, cuando nos centramos en los “porqués”, estamos mirando hacia atrás,  si basamos nuestras actuaciones en los “paraqués”, estamos proyectando a futuro nuestro comportamiento.

Cuando nos referimos a los motivos, a las razones que originan nuestras actuaciones, es decir, cuando nos centramos en los “porqués”, estamos mirando hacia atrás, a la raíz de nuestro comportamiento, buscando la causa que justifique nuestro proceder y argumente en mayor o menor medida nuestra manera de actuar.

Es cómodo explicar nuestra conducta con este enfoque causal, pero en muchas ocasiones no es un enfoque constructivo, sino que sólo consigue aliviar nuestra percepción y explicar desde un punto de vista subjetivo los acontecimientos.

 

Sin embargo, si basamos nuestras actuaciones en los “paraqués”, estamos proyectando a futuro nuestro comportamiento. Estamos centrándonos en las utilidades, en las compensaciones, en las finalidades que apoyan la conducta y por tanto, optando por un enfoque afirmativo.

 

Al indagar y averiguar cuales son los beneficios que obtendremos con un determinado modo de obrar, encontramos el estímulo y el interés que nos dirige y orienta.

Complementariedad entre la acción y la reflexión por Amalia Belenguer

El desempeño óptimo de cualquier profesión debe combinar la acción con la reflexión. Debemos trabajar para desarrollar ambas facetas de responsabilidad, buscando la complementariedad entre la acción y la reflexión.



Estamos habituados a argumentar que lo importante es la ACCIÓN; que de poco sirve planificar, prever, analizar, … si este esfuerzo no va acompañado de actuación.

 

La orientación al logro centra el comportamiento en la actividad, priorizando toda la dedicación en las tareas que nos permiten alcanzar rápidamente los resultados esperados y demandados en la empresa (ventas, unidades producidas, etc.).

 

Desde mi punto de vista el desempeño óptimo de cualquier profesión debe combinar la acción con la reflexión.

Leer más: Complementariedad entre la acción y la reflexión por Amalia Belenguer

“La Inteligencia Emocional es útil en tiempos de bonanza, e imprescindible en tiempos difíciles” Amalia Belenguer

Te has preguntado en alguna ocasión por qué a algunas personas les va mejor en la vida que a otras; qué hay detrás del éxito personal y profesional; por qué no es siempre el más listo de la clase el que alcanza una mayor posición a nivel profesional


La respuesta a estas cuestiones se encuentra en las competencias emocionales de la persona.



La cada vez más admitida Inteligencia Emocional forma parte de nuestra inteligencia global, y constituye una parte a menudo oculta por el brillo de la razón y del Cociente Intelectual, de más fácil cuantificación.

 

En la medida en que nuestras emociones entorpecen o favorecen nuestra capacidad para pensar y planificar, para llevar a cabo una acción,  para resolver problemas y conflictos, definen el límite de nuestra capacidad para utilizar nuestras habilidades innatas, y así determinan nuestro desempeño en la vida.

 

Y en la medida en que estamos motivados por sentimientos de entusiasmo y placer, con respecto a lo que hacemos, esos sentimientos nos conducen a los logros. Es en este sentido que la Inteligencia Emocional es una aptitud superior, una capacidad que afecta profundamente a todas las otras habilidades, facilitándolas o interfiriéndolas.

 

Como nos indica Goleman, "Las normas que gobiernan el mundo laboral están cambiando. En la actualidad no sólo se nos juzga por lo más o menos inteligentes que podamos ser ni por nuestra formación o experiencia, sino también por el modo en que nos relacionamos con nosotros mismos o con los demás”.

¿SER ENSEÑADOS o APRENDER POR UNO MISMO?. Por Pablo Bellido

En ciertos aspectos de la vida, más comúnmente en el trabajo, el empleado puede sentir que ha alcanzado su máximo nivel de productividad gracias a la educación cursada, la formación recibida en la empresa, el conocimiento de los valores de esta, el desarrollo de competencias, etc.

 

Llegado este punto es donde el empleado debe plantearse si ya está todo hecho o si en cambio tiene la oportunidad de subir un peldaño más en la escalera del profesionalismo. Es aquí donde aparece la figura del coach.


Leer más: ¿SER ENSEÑADOS o APRENDER POR UNO MISMO?. Por Pablo Bellido

Dirección

Calle El Bachiller 6, 2
46010 Valencia

Teléfono

+ 34 963 626 359

Email

inmerco@inmerco.com

Linkedin 1389654839 linkedin circle gray

Encontrarás información de INMERCO y a su equipo en Linkedin.

Twitter

También nos encontrarás en Twitter.

Política de Privacidad

Folleto Proceso Mejora del Clima

 

Asociados con

tsa2
Inventa Logo

cooplexityinstitute logo M

logosumar