Menu
A+ A A-

INNOVACIÓN Y EMPRENDEDURISMO, TODO POR HACER

enricwebCon la reciente muerte de Steve Jobs,  han vuelto a la actualidad todos los logros conseguidos a lo largo de su vida y se han elogiado sus virtudes, como ser innovador y emprendedor, y su gran contribución al desarrollo de las nuevas tecnologías. Es evidente que se trata de un caso excepcional, pero no lo son menos  los casos de  Bill Gates o más recientemente el de Mark Zuckerberg creador de Facebook, entre muchos otros.

En España han aparecido algunos casos, de jóvenes emprendedores como Pau Garcia-Milà,  que a sus  24 años ha logrado poner en marcha su proyecto empresarial  eyeOS basado en el fenómeno del  cloud computing.

 

También es notorio el desarrollo llevado a cabo por Otsu group de la mano de su presidente Manuel Fernández, un joven, también, con grandes dotes para poner en marcha ideas y transformarlas en negocios de éxito.

Se trata de ejemplos, a los que todos se refieren para poner de manifiesto la necesidad de innovar y emprender como una de las vías para salir de la crisis y crear puestos de trabajo.

Pero salvando las excepciones de los casos comentados y alguno más que no goza de la popularidad de estos en los medios de comunicación, la sociedad española no destaca por su emprendedurismo e innovación, no forma parte de nuestra cultura valorar nuevas ideas y apoyar su puesta en marcha. Prueba de ello es que la mayoría de estudiantes universitarios, preguntados por sus aspiraciones profesionales, se decantan por llegar a ser funcionarios. Sin menospreciar la dignidad de esta profesión y la necesaria aportación que realizan a la gestión de lo público, no es menos cierto que necesitamos personas innovadoras y valientes para traducir  sus ideas en propuestas de valor,  es decir, en una oferta apreciada y valorada por el consumidor, porque esto es lo que realmente crea riqueza.

Nuestra realidad contrasta con con la de EEUU, donde aparecen muchísimos más casos de creatividad e innovación y sobre todo porque son capaces de transformarlas en empresas de éxito. Esto, no creo que sea fruto de la casualidad, es más bien, el resultado de un entorno económico, político y social que apuesta por la innovación, la creatividad y apoya la transformación de éstas en realidades empresariales.

Aunque con otras características  y circunstancias,  también me llama la atención el caso de los emigrantes chinos, que tienen una vocación exacerbada por tener su propio negocio y no trabajar para terceros; es otra forma de emprendedurismo, pero no deja de tener su valor como ejemplo de riesgo y lucha por crear su propio proyecto.

Es evidente que si queremos cambiar nuestra realidad, y generar las condiciones para que exista más vocación por emprender, algo tiene que cambiar en nuestra sociedad. Desde el área política, propiciando leyes que estimulen a la innovación; desde las empresas y el mundo financiero, arriesgando y apostando por nuevos proyectos; y en la universidad, incorporando en el itinerario formativo no solo la adquisición de conocimiento y el desarrollo de la innovación, sino entrenando para transformar ese conocimiento e innovación en proyectos que propongan valor a los demás. Por su parte, la sociedad en general debe valorar y prestigiar los emprendedores y  entender que el error y el fracaso forman parte del proceso.

Dirección

Gran Vía Fernando el Católico 87 - 9
46008 Valencia

Teléfono

+ 34 963 626 359

Email

inmerco@inmerco.com

Linkedin 1389654839 linkedin circle gray

Encontrarás información de INMERCO y a su equipo en Linkedin.

Twitter

También nos encontrarás en Twitter.

Política de Privacidad

Folleto Proceso Mejora del Clima

 

Asociados con

tsa2
Inventa Logo

cooplexityinstitute logo M

logosumar